Punyed y un 2022 lleno de sueños

  • El Salvador busca pelear el tercer y cuarto puesto del clasificatorio mundialista

  • Punyed está listo para aportar su creatividad en el medio campo

  • El fútbol en nuestro país está cambiando

En algún momento el salvadoreño Pablo Punyed tuvo que decidir. Por un lado, estaba la opción de seguir los pasos de su padre y tomar el camino para convertirse en ingeniero en Estados Unidos. Por el otro lado, estaban las ganas desde muy joven de ser futbolista profesional.

Pero todo lo resolvió con mucha creatividad el ahora mediocampista ofensivo de 31 años. Dejó la Ingeniería, cambió a la carrera de Literatura Inglesa en la Universidad Saint John en Nueva York y esto le permitió poder seguir viajando y buscando el sueño del fútbol, mientras en ocasiones estudiaba a distancia en hoteles de concentración. 

“Además del gusto por los libros, también estudié literatura inglesa porque me gusta mucho enseñar, ser profesor y entrenador. Entonces el inglés es una muy buena base para cumplir todo esto”, comenta en una plática en exclusiva con FIFA.com.

Entonces comenzó una historia digna de un buen libro. 

“A mí me hizo el draft el Kansas City de la MLS y decliné, porque en ese entonces la MLS no era la gran liga que es hoy. La idea de ellos era mandarme a préstamos a una filial, entonces dije que no. Mi novia en ese entonces -esposa ahora- es islandesa. Así que un día fui a visitarla y yo siempre me llevo los tacos de fútbol. Ahí ella me convenció de que hiciera una prueba en un equipo local. Y mira, ¡ya llevo diez años!”

De aquel día a la fecha han pasado casi diez años y Punyed ya está más que aclimatado a Islandia.  

“Costó un poco. Los primeros seis meses a un año parecía mudo: no hablaba. Escuchaba y trataba de aprender todo lo que podía. Soy una persona que le gustan mucho los idiomas (ndr: además del español nativo, habla inglés, italiano, islandés y francés) y fui aprendiendo. En la base parece que no es similar la cultura, pero son gente muy abierta, acogedora y amable. Entonces tuve la suerte de que me abrieron las puertas y ahora los considero mi segundo país”.

Su buen momento en el fútbol europeo lo hizo regresar a la selección de El Salvador para buscar un boleto rumbo a la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™. La noticia de su llamado para la ventana de partidos del pasado mes de octubre desató una ola de comentarios entusiastas por parte de los aficionados de la Selecta. 

“La gente en El Salvador siempre me ha tenido un cariño muy especial. Yo lo agradezco siempre y me pongo la camisa de la selección con mucha responsabilida. Yo creo que cuando alguien hace algo con amor y diversión, la gente se da cuenta, lo comparte y lo aprecia”.

Un año de vértigo y emociones

El futuro inmediato en su vida es muy alentador. “Mi club actual, el Víkingur, llevaba desde 1991 sin ganar la liga. Y ahora casi 30 años después lo logramos y además también ganamos la Copa, así que estamos muy contentos por el doblete. Cumplimos los objetivos y más con un fútbol muy dinámico y moderno”.

“Ahora vamos a jugar la fase previa de la Champions. Ya he tenido la oportunidad dos veces de jugarla, aunque no hemos avanzado. Ahora buscamos la oportunidad de tener esos éxitos”.

Además, también en el 2022 tendrá la definición del octagonal final de Concacaf rumbo a la Copa Mundial, un sueño de vida más grande. Ahí El Salvador se encuentra en la séptima posición, pero esta solamente a tres puntos de Panamá, cuarto lugar de la competición.

“El fútbol ahora es de detalles. México nos ganó en casa a balón parado y con un penal. Son detalles. Es algo que tenemos que ir mejorando como grupo y es algo que el fútbol te pasa factura. Solventando esos pequeños detalles vamos moviendo montañas”.

Además, el progreso en El Salvador es evidente y él está motivado a seguir aportando su talento en el medio campo, donde lo mismo asiste a sus delanteros que anota goles de tiro libre o de larga distancia. 

“Hemos demostrado que el fútbol en nuestro país está cambiando. Queremos aprovechar las ventajas del futbolista salvadoreño que es técnico, pero que también es aguerrido y lucha contra cualquiera. Queremos devolverle la ilusión a los aficionados y que crean en la selección”.

En el horizonte inmediato está Jamaica y Panamá, con quienes jugarán en este mes de noviembre. Sacar victorias podría significar cerrar el año a lo grande.

“Se viene un año de muchos partidos. Ahora buscamos con toda la seriedad sacar resultados positivos contra Jamaica y Panamá. Un buen resultado nos da una buena oportunidad de cerrar el año en la pelea por el tercer y cuarto puesto para Catar”.

Pablo Punyed está listo para seguir escribiendo el libro de su vida. Sin duda, uno de los capítulos de oro sería volver a una Copa Mundial luego de cuarenta años de ausencia. 

“Lo importante es tener la meta a largo plazo. Quedan 8 partidos y la meta siempre ha sido llegar a 18 puntos. Si llegamos a esos puntos, peleamos el tercer o cuarto puesto; entonces tenemos que ganar de cuatro a cinco de los partidos que restan. Eso nos deja saber que independientemente del resultado ante Jamaica o Panamá, también existen las posibilidades de clasificar y nosotros podemos sacar el resultado en cualquier estadio”, finaliza.

EquipoPJPtsGoles
México614+7
EEUU611+5
Canadá610+6
Panamá680
Costa Rica66-1
Jamaica65-4
El Salvador65-5
Honduras63-8