La pujante Filipinas pone sus miras en el "sueño" mundialista

17 sept. 2021
  • Filipinas aspira a clasificarse para su primera Copa Mundial Femenina de la FIFA

  • La nación del sudeste de Asia acarició la clasificación para Francia 2019

  • La portera Inna Palacios afirma que sería un "sueño hecho realidad" 

Dado que la próxima edición de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ contará con 32 selecciones por primera vez, parece probable que habrá varios países debutantes cuando la cita mundialista se celebre en Australia y Nueva Zelanda en 2023.

Una de esas naciones que espera figurar en la lista de caras nuevas es Filipinas. Puede que la formación del sudeste de Asia no goce de mucho reconocimiento a nivel mundial, pero ha experimentado un crecimiento sostenido en los últimos años y, en 2018, estuvo a una sola victoria de acceder a su primer Mundial Femenino.

Tras haber obtenido el pase a la Copa Asiática Femenina 2018 (una competición de la que llevaba ausente 15 años), Filipinas accedió a la eliminatoria por el quinto y último billete de la AFC para Francia 2019, pero la República de Corea la superó claramente en el último obstáculo.

Tres años después, Filipinas se dispone a iniciar su asalto a una de las plazas en Australia y Nueva Zelanda 2023. Reforzada por un puñado de jugadoras afincadas en Estados Unidos, la selección filipina tiene motivos para ser optimista.

Este sábado, Filipinas se medirá a la modesta Nepal, antes de enfrentarse a Hong Kong seis días más tarde. Este último rival goza de un historial prestigioso y, dado que solamente una de estas tres selecciones accederá a la Copa Asiática Femenina del próximo enero, hay poco margen de error.

En busca de un sueño

La guardameta filipina Inna Palacios explica a FIFA.com que el impacto de la COVID-19 ha hecho que estos meses de preparación hayan sido "complicados", pero el crecimiento de su selección en los últimos años es un motivo de aliento y esperanza. "El equipo ha seguido aprendiendo y creciendo según vamos jugando más partidos juntas", resalta.

"Si hay una conclusión que sacamos de clasificarnos para la última ronda de la Copa Asiática Femenina y de jugar allí contra las grandes selecciones en 2018, es ‘esperanza’; la esperanza de que nosotras también podamos acceder a la máxima competición [mundialista]", continúa Palacios.

"Para Filipinas es posible clasificarse para el Mundial, a través de mucho trabajo duro, entrega y disciplina por parte de todas las integrantes del equipo", añade.

La capitana Palacios, que ya lleva diez años representando a su selección, es consciente del impacto que tendría semejante éxito internacional.

"[La clasificación] sería algo difícil de describir hasta que lo consigamos. Solo puedo imaginarme sintiéndome como una niña pequeña de nuevo, como un sueño hecho realidad. Ese es el sueño, la meta", asevera.

Philippines goalkeeper Inna Palacios (Credit: PFF and Mia Montayre)

El triunfo de una presunta modesta

En caso de meterse entre las 12 naciones que disputarán la Copa Asiática Femenina en la India, Filipinas tendría su meta del billete mundialista a la vista. Matemáticamente, hay bastantes probabilidades de dar ese gran paso adelante. Las cinco primeras selecciones, sin contar a la coanfitriona Australia, obtendrán las 5 plazas directas reservadas para la AFC, mientras que otras dos selecciones más disputarán el nuevo torneo intercontinental de repesca.

¿Y qué supondría esa histórica clasificación para el fútbol femenino de Filipinas? "Sin duda, elevaría el nivel de nuestro fútbol", afirma la portera de 27 años. "Si eso ocurre, quiero que el país sepa lo buenas que son sus deportistas femeninas; y espero que el fútbol se haga más popular, y ver a más chicas jugando".

"Acceder al Mundial de 2023 haría que Filipinas pusiese entre sus prioridades apoyar al fútbol femenino por completo, desde la élite hasta la base", continúa.

"Pondría a Filipinas en el mapa no solo en el sudeste de Asia, sino en todo el continente, así como en lo que respecta al fútbol femenino. A todo el mundo le encanta una buena historia de una modesta triunfando", concluye Palacios.