Paquetá: "Aprendí mucho de Iniesta y Xavi"

16 nov 2021
  • Lucas Paquetá marcó el gol que clasificó a Brasil para Catar 2022

  • Analizó su evolución hasta llegar a ser un jugador clave para su país

  • Nos habló de Neymar y de la Copa Mundial

No es fácil encontrar un lugar más tranquilo para jubilarse que la isla de Paquetá, un paraíso de ensueño que ha inspirado a novelistas, poetas, pintores y cineastas. Sus calles son de tierra y no hay coches ni motos. Incluso el servicio de taxi emplea bicicletas o coches de caballos. Hay muy pocos edificios y la seductora playa da Moreninha ofrece unas vistas extraordinarias.

Mirão debería haber disfrutado de todo eso. En cambio, a sus setenta y tantos años, se levantaba muy temprano todos los días para acompañar a sus dos nietos. Los tres cruzaban en barco la bahía de Guanabara hasta Río de Janeiro, un trayecto de entre 40 y 90 minutos.

Una vez allí, tomaban varios autobuses para llevar primero a Matheus a su entrenamiento de fútbol en una parte de la ciudad y después a Lucas a su entrenamiento de fútbol sala en otra, antes de tomar el último barco de vuelta a medianoche. Llegaban a casa pasada la una de la madrugada y al día siguiente vuelta a empezar. Indudablemente, para Mirão el esfuerzo merecía la pena, porque como anunció orgulloso a los 3.500 habitantes de Paquetá, un día jugarían profesionalmente. Y aunque lamentablemente no pudo verlo porque falleció poco antes de que lo lograran, el mayor ha desempeñado su oficio en Brasil e Italia y el menor brilla con el Lyon y la Seleção. Lucas Paquetá tiene un tatuaje en la pierna en honor a su abuelo, una M dentro de una estrella. Otra estrella precisamente, la sexta, es la que ansía añadir a la camiseta de su selección.

Y para ello, el jueves anotó el gol que clasificó a Brasil para la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™. El jugador, de 24 años de edad, habló con la FIFA de su infancia, de lo que aprendió de Xavi y Andrés Iniesta, de esa evolución hasta llegar a ser el mediocampista ofensivo que Tite tanto anhelaba y de cómo es jugar junto a Neymar.

¿Cómo fue su infancia en la isla de Paquetá? ¡La gente siempre decía que era un poco como Tarzán! Sin zapatos ni camisa. Siempre estaba soleado, hacía muy buen tiempo. Paquetá es un lugar donde la gente venía de vacaciones y para mí era mi casa. Así que fue muy divertido crecer allí con mis amigos. Fue muy especial para mí. No la llevo solo en el nombre, también en el corazón. ¿Cómo iba a los entrenamiento con el Flamengo? Estábamos fuera de casa prácticamente todo el día. Yo entrenaba por la noche en Gavea y mi hermano por la tarde en Ninho. Mi abuelo era el único que podía llevarnos, así que salíamos de casa a las 9 de la mañana y tomábamos un barco. Primero íbamos a ver entrenar a mi hermano y después ellos venían a verme entrenar a mí. Tomábamos el último barco de vuelta a casa a medianoche. Era agotador, pero a la vez resultaba divertido ir en pos de ese sueño. Mi abuelo era una roca. Tenía ese objetivo de vernos jugar profesionalmente. Por desgracia no llegó a verlo porque falleció, pero nos dejó en la antesala de todo esto. Creo que ahora estaría orgulloso. 

Desde entonces ha crecido hasta alcanzar los 1,80 metros, pero a los 15 años solo medía 1,53. ¿Le preocupaba no llegar a ser futbolista debido a eso? Fue una época muy difícil para mí. Sufrí mucho por ello. Incluso jugando sentía inferioridad debido a mi talla. Eso es lo que más me dolía, no lo que los demás dijesen. A menudo me iba a casa llorando. Pero tenía el apoyo de mi abuelo, mi madre y mi padre y eso fue fundamental para poder seguir creyendo en mi sueño. Y en el fondo siempre supe que podría lograrlo porque siempre fui muy aplicado. Sabía que no me iba a dar por vencido. Así que sí, fue un periodo difícil, pero por suerte lo superé y todo salió bien.

Usted formó parte de la lista preliminar de Tite para Rusia 2018. ¿Fue duro estar tan cerca de ir a una Copa Mundial y acabar quedándose fuera? No. Para serle sincero, fue todo un privilegio estar entre esos 30 elegidos. Fue un triunfo porque era joven. Apenas me había hecho un hueco en el Flamengo. ¿Qué sintió al marcar el gol que clasificó a Brasil para la Copa Mundial? Siempre resulta muy emotivo marcar con la camiseta de la Seleção, y ese gol lo fue especialmente por todo lo que estoy viviendo con la selección. Espero seguir dando lo mejor de mí mismo con esta camiseta.

¿Se había imaginado disputando una Copa Mundial? Es mi gran sueño. Desde que era niño, siempre la he seguido, siempre he animado mucho. Creo que jugar en una Copa Mundial es el sueño de todos los futbolistas, y yo no soy una excepción. Espero poder hacerlo realidad. Durante un tiempo, los críticos se quejaban de que Brasil no tenía un mediocampista que pudiese crear ocasiones y marcar goles. Y entonces llegó Paquetá. ¿Que nos puede decir de su evolución como jugador? He trabajado duro para llegar donde estoy ahora. Todos los sitios en los que he jugado me han servido para aprender. En cada lugar he aprendido un poco y eso me ha ayudado a evolucionar mucho. Creo que ahora soy un jugador más completo. Tengo una mejor visión del juego gracias a todos mis compañeros en la selección y en el Lyon. Estoy mejor preparado. Me fijé mucho en Iniesta y Xavi en aquella época del Barcelona. Aprendí mucho de ellos. Aquel equipo era muy inteligente. Siempre intentaba abordar los partidos como lo hacían ellos. Obviamente no podía [Risas]. Pero intentaba parecerme lo más posible y creo que eso me ha aportado calma a la hora de tomar decisiones sobre la cancha. ¿Cómo es jugar junto a Neymar? Neymar es un ídolo. Siempre he admirado mucho su fútbol y a su persona. [Jugar con él] es único, algo que dentro de poco podré contar a mis hijos. Es un placer y un honor jugar junto a él ayudando a la selección. Espero que nuestra colaboración dure mucho tiempo y que podamos dar muchas alegrías a los aficionados brasileños.

Exceptuando a Brasil, ¿qué país tiene la mejor selección nacional ahora mismo? Francia tiene un gran equipo. Abordan esta Copa Mundial muy fuertes. Tienen grandes jugadores, igual que otras selecciones, pero para mí, Francia sería un rival difícil para Brasil. Si nos enfrentamos a ellos, será un gran partido. Y por último, ¿quién cree que es a día de hoy el mejor jugador del mundo? [Robert] Lewandowski.