Murzaev, el héroe kirguiso que no descarta el Mundial

1 jul 2020
  • República Kirguisa lo está haciendo en la eliminatoria mundialista

  • La nación centroasiática va segunda de grupo tras Japón

  • El delantero Mirlan Murzaev quiere catapultarla hacia Catar 2022

A priori, un puesto en la Copa Mundial de la FIFA™ no es algo con lo que se atrevan a soñar países como la República Kirguisa. La nación centroasiática, que figura 96ª en la actual Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, nunca ha accedido siquiera a la última ronda de la fase de clasificación asiática.

Sin embargo, dada su buena trayectoria en la segunda ronda del camino hacia Catar 2022, la ex república soviética alberga auténticas esperanzas de dar un salto de calidad esta vez. Tras obtener 2 victorias y 1 empate en 5 partidos, los Halcones Blancos de Aleksandr Krestinin ocupan el segundo puesto del Grupo F, a cinco puntos de Japón pero aventajando a Tayikistán por una mejor diferencia de goles.

A falta de tres encuentros (contra Myanmar, Mongolia y Japón), el combinado kirguiso puede aspirar al menos a alcanzar la liguilla final por primera vez como uno de los cinco mejores segundos de grupo. Y si todo va según lo deseado, ni siquiera puede descartarse una primera clasificación para un Mundial, como señala su delantero estelar Mirlan Murzaev.

“Nuestra selección está jugando un buen fútbol en esta campaña, y hemos dado el 100% en cada partido”, afirma a FIFA.com el jugador de 30 años. “Hemos estado a la altura de cada reto y hemos ido mejorando encuentro tras encuentro. Hemos perdido partidos importantes, pero todavía tenemos muchas posibilidades de pasar a la siguiente ronda”.

“Nuestros aficionados están siempre apoyándonos, y haremos todo lo posible por no fallarles. Nos dejaremos la piel para obtener el máximo de puntos en los partidos restantes. Nuestro objetivo siempre está puesto en llegar al Mundial. Representar a la República Kirguisa en un Mundial es nuestro sueño”, subraya.

Irrupción en la escena asiática

En cierto modo, la República Kirguisa anunció su irrupción en la escena asiática en el camino hacia Rusia 2018. Tras haber causado poca sensación en las eliminatorias mundialistas previamente, los kirguisos dejaron su huella hace cuatro años logrando 4 victorias y 2 empates en la segunda ronda clasificatoria, para quedar terceros por detrás de Australia y Jordania.

Pese a no lograr pasar ronda finalmente, ese tercer puesto en la liguilla (que al mismo tiempo se solapaba con la fase de clasificación para la Copa Asiática 2019) les dio el pase a la siguiente ronda clasificatoria para la fase final continental.

Y en esa liguilla decisiva, Murzaev vio puerta dos veces con sendos goles imprescindibles para imponerse a Macao y a la India y, de ese modo, clasificar a su selección para la primera Copa Asiática de su historia.

“Fue un día de fiesta para nuestra nación”, afirma el número 10 de la República Kirguisa, recordando esa noche inolvidable en la que hicieron historia clasificándose para Emiratos Árabes Unidos 2019.

“Fue una alegría sin precedentes para nosotros; para todos los aficionados y jugadores. Me hizo feliz marcar los goles, y tuve que agradecérselo a mis compañeros por ayudarme”.

Murzaev y compañía siguieron brillando en la Copa Asiática, plantándose en octavos de final. Es más, allí perdieron por la mínima (2-3) contra los anfitriones emiratíes… ¡y tras una prórroga! Murzaev marcó el primer gol de los Halcones Blancos mediado el primer periodo, para establecer el 1-1 en el marcador.

“Fue un éxito tremendo para nosotros jugar nuestra primera Copa Asiática”, admite Murzaev. “Nos esforzamos mucho para preparar bien ese campeonato, y jugamos bien como bloque. No fue fácil en absoluto, pero cuando representas a tu país en una competición de tanto nivel, el orgullo y la emoción prevalecen. En cuanto al gol que marqué contra Emiratos Árabes Unidos, ni siquiera hoy puedo expresar apenas mis sentimientos al respecto. Es un gol que [algún día] podré mostrar a mis hijos”.

La inspiración de Krestinin

Con sus brillantes actuaciones en la Copa Asiática todavía recientes, el equipo encaró la fase de clasificación para Catar 2022 buscando un nuevo salto de calidad. Pese a perder 0-1 su primer partido contra la vecina Tayikistán, la República Kirguisa reaccionó para vapulear a Myanmar por 7-0 e imponerse por 1-2 en su visita a Mongolia (con Murzaev como autor del decisivo segundo tanto).

El delantero se apresura a elogiar a su seleccionador Krestinin, por saber moldear a sus jugadores y generar una selección competitiva desde que tomó las riendas en 2014: “Ha hecho todo lo que ha podido para transformar al equipo y convertirnos en una selección potente”, señala sobre el técnico ruso de 41 años. “Tenemos un ambiente súper agradable en el equipo a sus órdenes. Le estoy agradecido por todo lo que ha hecho por nosotros”.

“Tenemos la mejor plantilla y el mejor cuerpo técnico. Podemos conseguir los objetivos que nos hemos marcado mediante un esfuerzo colectivo. Salimos a jugar contra nuestros rivales y nunca bajamos los brazos. Hay que creer en tus puntos fuertes, y debes tener confianza en ganar independientemente de contra quién juegues”, concluye.