Mahrous, listo para su segunda oportunidad

31 ago 2021
  • Nizar Mahrous acarició la clasificación para un Mundial como jugador

  • Ahora espera cumplir el tan anhelado sueño de Siria como seleccionador

  • Valora sus opciones en el clasificatorio asiático y en el choque con la RI de Irán

Nizar Mahrous solo tenía 22 años cuando disputó la fase de clasificación asiática para la Copa Mundial de la FIFA México 1986™. Allí ayudó a Siria a alcanzar la última ronda, pero una derrota por 3-1 ante Irak en su último partido hizo añicos el sueño sirio de debutar en una fase final mundialista.

Hoy, más de 35 años después, Mahrous regresa con las Águilas de Qasioun, tras haber sido nombrado seleccionador sirio de cara a la tercera ronda de la fase de clasificación asiática para Catar 2022. Ante él se presenta una oportunidad para resarcirse de aquella lejana decepción y cumplir el ansiado sueño de la nación de acceder a la máxima competición futbolística.

En una entrevista exclusiva con FIFA.com, Mahrous recuerda aquella derrota ante Irak, y admite que le estimulará en su nuevo cometido al frente de la selección.

"Como jugador logré llegar hasta el último partido de la fase de clasificación”, subraya. “Esto debería motivarme para hacer lo que no fui capaz de conseguir hace mucho tiempo. Soy optimista porque tenemos una mezcla cualificada de jugadores locales y afincados en el extranjero, y espero que esta vez cumpliremos nuestro objetivo".

Nov 1985:  Nizar Mahrous of Syria takes on the Iraq defence during the World Cup qualifying match against Iraq played in Damascus, Syria. The match ended in a 0-0 draw. \ Mandatory Credit: Allsport UK /Allsport

Mahrous afronta su tercera etapa al timón de la selección siria, tras dos breves precedentes en 2004 y 2011. El ex delantero considera su segundo mandato como el mejor hasta la fecha, debido al tiempo que pudo pasar con el equipo.

"Mi estancia en 2004 solo duró una semana, porque únicamente fue para un partido”, explica. “Mi experiencia en 2011 fue especial porque tuvimos bastante tiempo de preparación. Jugamos algunos amistosos contra grandes selecciones, y la plantilla tenía jugadores de calidad en esa época".

"Este periodo es diferente porque no hemos dispuesto de mucho tiempo para estar juntos antes de los clasificatorios",  precisa el técnico de 58 años, "aunque somos optimistas. Esperamos que las cosas nos salgan como queremos y, si conseguimos tener una plantilla estable y decidida, tendremos la solidez necesaria para pugnar por la clasificación".

Syria coach Nizar Mahrous talks with his assistants during a training session

Los retos venideros

Mahrous afronta una ardua tarea, con Siria compartiendo el Grupo A con la República de Corea, RI de Irán, Emiratos Árabes Unidos, Irak y Líbano. Un sexteto que el veterano entrenador describe como "fácil y complicado" al mismo tiempo.

Al preguntarle por las posibilidades de su selección, señala: "No hay mucha diferencia entre las distintas selecciones y tenemos buenas opciones, especialmente si contamos con una plantilla estable. Espero que podamos identificar la alineación que nos haga competitivos en esta fase crucial del clasificatorio".

"Coincidimos con cuatro de nuestros [países] vecinos, lo cual es un arma de doble filo porque estas selecciones se conocen muy bien. Serán partidos complicados. Hay algunos aspectos delicados en torno a los emparejamientos, y los equipos están muy igualados. Serán los detalles los que marquen la diferencia", añade.

A lo largo de sus 25 años en los banquillos, Mahrous ha entrenado en varios países de la zona, incluidos EAU, Irak y Líbano; algo que cree que será una ventaja cuando Siria se mida a esos combinados en los próximos meses.

"Desde luego, eso me da una idea sobre sus jugadores y cómo juegan, más todos los demás pequeños detalles que son importantes para cualquier entrenador", explica. "Mi experiencia como técnico en estos países nos da un poco de ventaja, y es importante saber aprovecharla en los clasificatorios".

Comienzo complicado

Siria inicia su andadura en el Grupo A este jueves a domicilio contra la RI de Irán, una selección que ha estado presente en cinco Mundiales; el más reciente en Rusia 2018.

Los iraníes exhibieron un momento de forma deslumbrante en la segunda ronda el pasado junio, y Mahrous los considera la principal amenaza para las opciones de Siria.

"Irán ha mejorado considerablemente y ganó todos sus partidos en la segunda vuelta de la liguilla, lo que viene a demostrar el buen bloque que tiene", resalta. "Además, ha exhibido mucho carácter últimamente; más que selecciones como la República de Corea, que no es un equipo tan indisolublemente unido".

Mahrous confía en que su selección pueda rendir bien en su complicada primera visita, y que eso les sirva de trampolín para el resto de la campaña clasificatoria. "Nos enfrentamos a una selección fuerte, pero esperamos poder plantarle cara. Intentaremos vencer todas las dificultades que afrontemos para poder empezar con buen pie y darnos una base sobre la que construir para el resto de la liguilla", concluye.