La Gala en cifras

100%

es el porcentaje de porteros y defensas que, en las últimas cuatro alineaciones del FIFA/FIFPro World XI, eran de Brasil, Alemania o España; después de que Manuel Neuer, Dani Alves, Marcelo, Thiago Silva y Sergio Ramos integrasen la retaguardia del once ideal de 2015. En los últimos seis años, el único jugador defensivo de otro país diferente que ha logrado colarse en ese equipo de ensueño ha sido el serbio Nemanja Vidic, en 2011.

93,3%

es el porcentaje de segundas clasificadas en el premio a la Jugadora Mundial de la FIFA que han sido delanteras, después de que Celia Sasic se intercalase entre la ganadora Carli Lloyd y la tercera, Aya Miyama –ambas centrocampistas–, en la edición de 2015. Entre Mia Hamm, Birgit Prinz y Marta suman un total de 11 segundos puestos, mientras que Tiffeny Milbrett y Abby Wambach ocuparon esa plaza una vez cada una. La centrocampista ofensiva Kristine Lilly sigue siendo la única no delantera en hacerse con la plata (concretamente, en 2006). La coronación de Lloyd supone que, después de que las diez primeras Jugadoras Mundiales de la FIFA fuesen delanteras, solamente lo ha sido una de las últimas cinco.

33

años y 179 días convierten a Carli Lloyd en la jugadora de campo de más edad que se ha proclamado Jugadora Mundial de la FIFA. La heroína del triunfo de Estados Unidos en la final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ desbancó en ese aspecto a Homare Sawa, que era 54 días más joven cuando fue galardonada en la Gala de 2011. La ex guardameta de Alemania Nadine Angerer sigue siendo la ganadora más veterana en general, pues tenía 35 años cuando se coronó en 2013.

8

años han pasado ya desde la última vez que el FIFA Ballon d’Or/Jugador Mundial de la FIFA fue a parar a su nación más laureada. Desde que, en 2007, Kaká diera a Brasil su 8º título en 14 años, el galardón supremo lo han monopolizado el portugués Cristiano Ronaldo (3 conquistas) y el argentino Lionel Messi (5). E increíblemente, Messi encadena ya nueve ediciones seguidas quedando primero o segundo.

7,86

es el porcentaje de votos que recibió Neymar en el FIFA Ballon d’Or 2015, batiendo el récord del menor porcentaje obtenido por un integrante del trío cabecero. La anterior plusmarca negativa pertenecía a Xavi, que acumuló un 9,23% en 2011. Franck Ribery ostenta el mayor porcentaje de votos de un tercer clasificado, con su 23,36% de 2013, que lo dejó a apenas un 1,36% del segundo, Leo Messi.

6

países diferentes han ocupado por primera vez las seis posiciones del mediocampo y la delantera en el FIFA/FIFPro World XI. Hasta ahora, esa estadística no se había producido por culpa de sendas parejas de franceses en 2005, brasileños en 2007, españoles en 2008 y 2013, y argentinos en 2014. En el once ideal de 2015, la hicieron al fin realidad Andrés Iniesta (España), Luka Modric (Croacia), Paul Pogba (Francia), Lionel Messi (Argentina), Neymar (Brasil) y Cristiano Ronaldo (Portugal).

5

segundos puestos suma Portugal en las votaciones del Jugador Mundial de la FIFA/FIFA Ballon d’Or; más que ningún otro país. Merced a su cuarto ‘subcampeonato’, Cristiano Ronaldo hizo que la nación lusa superase a Francia, cuyos jugadores Jean-Pierre Papin (1991), Thierry Henry (2003 y 2004) y Zinedine Zidane (2006) se quedaron con la miel en los labios. Luis Figo (2000) es el otro segundo clasificado de Portugal.

4

años y 146 días después de debutar como entrenador de un equipo profesional con el Roma, Luis Enrique se adjudicó el premio al Entrenador Mundial de la FIFA de Fútbol Masculino. Pep Guardiola fue quien lo consiguió en menos tiempo –3 años y 149 días–; y lo hizo con 40 años, es decir, cinco menos que el técnico asturiano, uno de sus sucesores en el banquillo del Barcelona...

4

goles de volea han ganado de forma consecutiva el Premio Puskás de la FIFA. La tijera a la media vuelta de Wendell Lira tras un giro de 360° sucedió al misil desde la frontal que enganchó Miroslav Stoch con el Fenerbahce contra el Genclerbirligi; a la majestuosa chilena lejana del sueco Zlatan Ibrahimovic contra Inglaterra; y al imparable control con el pecho más volea que protagonizó James Rodríguez con Colombia en la pasada Copa Mundial de la FIFA 2014™. Si le sumamos el tanto de Hamit Altintop en 2010, resulta que un 67% de los ganadores han sido voleas. Las únicas excepciones las constituyen el zambombazo de Cristiano Ronaldo con el Manchester United contra el FC Porto, y la maravillosa jugada individual de Neymar con el Santos contra el Flamengo.