La FIFA certifica sistemas de VAR con el nuevo estándar mundial de calidad

El Programa de Calidad de la FIFA organizó un ensayo en Estocolmo (Suecia) del 16 al 18 de agosto para que los proveedores de sistemas de VAR certificaran formalmente sus equipos. En él participaron proveedores de Europa y Estados Unidos.

Tras el éxito de su implantación en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ y en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™, el uso del videoarbitraje se ha acelerado rápidamente. En estos momentos, más de 100 competiciones han utilizado o utilizan esta tecnología para ofrecer a sus colegiados una herramienta de apoyo en jugadas que podrían alterar el curso de un partido. Mediante la certificación de los sistemas de VAR con el nuevo estándar mundial de calidad del Programa de Calidad de la FIFA, el organismo rector da un paso adelante para ofrecer indicaciones a los organizadores de competiciones sobre la calidad técnica de los distintos sistemas de VAR.

Evaluación técnica de los sistemas de VAR

Utilizar la tecnología del VAR en los partidos sigue requiriendo un equipo muy amplio de ordenadores, servidores, pantallas y cables. Si bien el desarrollo de sistemas más reducidos sigue avanzando y ya se están realizando las primeras pruebas con los sistemas de VAR "simplificado", el objetivo de los ensayos del Programa de Calidad de la FIFA es comprobar la interacción del equipo en su conjunto, así como el rendimiento del sistema en tres áreas principales: latencia, sincronía y calidad del vídeo.

VAR2

Latencia

Uno de los mayores riesgos que entrañan los sistemas de VAR es la posibilidad de que la señal de vídeo llegue con retraso, lo que impediría al VAR intervenir a tiempo. Por eso se prueba con varias medidas de latencia, para garantizar que los proveedores ofrecen la transmisión de imágenes con un retardo mínimo o nulo y, al mismo tiempo, presentan una pantalla de revisión a los miembros del equipo arbitral de vídeo con un retardo de tres segundos. Todos estos ensayos se realizan mediante los destellos luminosos de un estroboscopio, que mide exactamente el intervalo entre lo que ocurre en directo y cuándo aparece la imagen en la pantalla.

Sincronía

Los proveedores de VAR deben poder garantizar que las señales de cámara que muestran al VAR están sincronizadas. Esto cobra una especial relevancia en aquellas situaciones que requieren visualizarse desde distintos ángulos de cámara, como los fueras de juego. En estas jugadas, las imágenes del balón en movimiento y de la posible situación de fuera de juego suelen identificarse mejor con dos señales de cámara distintas. La falta de sincronía podría provocar la toma de decisiones erróneas.

Calidad del vídeo

Esta última prueba verifica que las imágenes que se proporcionan al VAR mantienen su alta calidad cuando se vuelcan y se reproducen en el sistema de VAR. De este modo, se garantiza que los miembros del equipo arbitral de vídeo disponen del material óptimo para tomar la decisión correcta y que no trabajan con imágenes degradadas (comprimidas). Puesto que los partidos de fútbol se producen en distintos formatos de vídeo en todo el mundo, los sistemas de VAR deben procesar estas señales al mismo tiempo que ofrecen imágenes de vídeo de alta calidad a los asistentes.

Al volcar dos formatos de vídeo distintos (entrelazado y progresivo) en los sistemas de VAR, este ensayo mide la calidad de los vídeos que se proporcionan como resultado. La calidad puede evaluarse y calificarse con un valor porcentual respecto al vídeo original mediante la Fusión de evaluación de múltiples métodos de vídeo (VMAF), un algoritmo perceptivo desarrollado por Netflix que es ya un estándar consolidado.

Certificación de la FIFA a partir de julio de 2022 y periodo de transición

Tras la certificación de los sistemas de VAR con el nuevo estándar mundial de calidad, el uso de un sistema certificado por la FIFA será obligatorio a partir de julio de 2022. Desde ese momento, la FIFA validará el cumplimiento de este requisito como parte del Programa de Ayuda y Aprobación de la Implantación del VAR en aquellas competiciones que no hayan introducido previamente el videoarbitraje. Los organizadores de competiciones en las que ya se haya aprobado el uso de sistemas de VAR (o se apruebe de aquí a julio de 2022) se beneficiarán de un periodo de transición para pasar del sistema actual a las nuevas certificaciones obligatorias y, por tanto, podrán continuar operando con el acuerdo vigente. Durante este periodo de transición, el proveedor deberá solicitar la certificación en alguno de los próximos ensayos de la tecnología del VAR que organizará la FIFA.

A fin de brindar a otros proveedores de VAR la oportunidad de certificar sus sistemas, la FIFA llevará a cabo el siguiente ensayo a principios de 2022. Los proveedores ya pueden expresar su interés o solicitar más información sobre el Programa de Calidad enviando un correo a quality@fifa.org.