Jessica McDonald, entre su inspiración y su legado

  • Febrero es el Mes de la Historia Negra

  • FIFA.com lo conmemora entrevistando a la atacante Jessica McDonald

  • La internacional habla del legado de Kim Crabbe, Sandi Gordon y otras

La representación importa. No hay más que preguntárselo a Jessica McDonald, campeona de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ y ganadora de tres ligas femeninas estadounidenses.

Cuando tenía 11 años, McDonald vio a Brianna Scurry hacer innumerables atajadas cruciales en la campaña en la que Estados Unidos ganó el Mundial ante su público. Aquel fue un momento decisivo y sumamente simbólico en la historia del fútbol femenino.

“Destacó por encima de las demás”, recuerda McDonald para FIFA.com. “No era una simple arquera, también se imponía. Y en el caso de una deportista en general, para una niña pequeña de color fue estupendo ver a una mujer de color imponerse en su carrera", continúa.

"Por eso siempre la he tenido como referencia, aunque yo nunca fui arquera. Pero su presencia dentro y fuera de la cancha era admirable, y a mí me entusiasmó”.

“Me acuerdo de aquella parada increíble [en la final del Mundial de 1999, contra la RP China]: no solo detuvo el balón, también fue su reacción después, aún me emociona el simple hecho de hablar de ello. Recuerdo que para mí supuso toda una inyección de moral, asistir a un momento tan histórico fue un torrente de felicidad increíble. Me dejó impactada”.

Sin embargo, incluso antes de que Scurry brillase bajo los tres palos, jugadoras como Kim Crabbe y Sandi Gordon pusieron los cimientos de la participación de futbolistas negras en la selección femenina estadounidense.

Crabbe fue la primera mujer de color convocada por el combinado nacional, allá por 1986, y al año siguiente Gordon se convirtió en la primera en disputar un partido oficial, a las órdenes del influyente técnico Anson Dorrance.

Una mujer fenomenal

Las inspiraciones de McDonald van más allá del fútbol. El año pasado, durante la SheBelieves Cup, lució en su dorsal el nombre de la fallecida Maya Angelou.

“Su poema Phenomenal Woman me quedó grabado la primera vez que lo oí, en el instituto. Me pareció algo asombroso. A mí ni siquiera me llamaba la lectura, pero los poemas siempre me han gustado. Todo lo que escribió me pareció muy puro. Me llegó a lo más hondo”.

“Fue una inspiración para mí, porque a cualquier persona le resulta difícil ir por la vida con confianza, sin altivez, solo confianza. Eso es algo complicado para las personas. Y pensando en la obra de Angelou, me ayudó a desarrollar confianza siendo mujer y sintiéndome orgullosa de serlo. Ella también era otra de esas personas que se imponían en su esfera”.

rg8glnsp8pz2zquaisyv.jpg

Y la propia McDonald se impone en la vida en general. En 2010 sufrió una terrible lesión de rodilla durante su primera temporada en el fútbol profesional, que le obligó a atravesar un periodo de recuperación de dos años.

Es más, los médicos le daban pocas posibilidades de volver a competir a alto nivel. “Según la ciencia, hoy en día no debería estar aquí”.

Durante su convalecencia dio a luz a su hijo, Jeremiah. Después pudo regresar a los entrenamientos, y Jeremiah se convirtió en su inspiración. Pasó por seis equipos diferentes en cinco años en la NWSL, pero eso no la detuvo. Su inspiración ante todas las adversidades siempre ha sido Jeremiah.

Su mensaje para los y las jóvenes futbolistas de color es realista.

"Yo entiendo lo dura que puede ser la vida en general a fin de cuentas. La vida es dura. En última instancia sí que lo es. Pero si hay algo que nos inspira, si tenemos un sueño o una meta, no debemos parar hasta alcanzarlo", afirma.

"Tenemos que dejar que nos inspire aquello que intentamos conseguir en la vida. Debemos encontrar nuestro objetivo, creo que así nos sentiremos más felices con nuestra vida. Habrá días y épocas difíciles, en las que vamos a fracasar o a perder".

¿Cuál es la clave, entonces? "Recuperarnos de esas adversidades, que van a definir nuestro carácter", dice sin un atisbo de duda.

"Tenemos que saber que no somos los únicos que pasamos por momentos difíciles. Todos los tenemos. Habrá gente que dude de nosotros, que hable mal de nosotros y que intente frenarnos, pero debemos usar esa energía negativa y convertirla en algo positivo, con lo que podamos inspirarnos. Tenemos que saber que es posible hacer realidad nuestros sueños".