Islas Marianas del Norte aspira a causar sensación

19 feb. 2021
  • Islas Marianas del Norte es el miembro más reciente de la AFC

  • El archipiélago de Micronesia está en la parte norte del Océano Pacífico

  • Tiene grandes ambiciones, inspirado por el éxito de la vecina Guam

A decir verdad, poca gente está familiarizada con las Islas Marianas del Norte. A algunos podría sonarles ese archipiélago como un famoso escenario de sangrientos combates en el tramo final de la II Guerra Mundial. En términos futbolísticos, solo los aficionados muy detallistas identificarán el nombre de su isla más grande, Saipán, como el lugar que albergó una infame concentración de la República de Irlanda antes de la Copa Mundial de la FIFA 2002™.

Sin embargo, las Islas Marianas del Norte –situadas en la parte medio-norte del Océano Pacífico– llevan mucho tiempo trabajando duro para dejar su propia huella en el mundo del fútbol. En efecto, la Federación de Fútbol de las Islas Marianas del Norte (NMIFA) es el integrante más reciente de la familia del fútbol a nivel continental, tras haberse convertido en el 47º miembro de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) el pasado diciembre.

Además, tiene a su propio “hermano mayor” para mostrarle el camino. Guam, la isla más meridional del archipiélago de las Marianas, ha disfrutado de logros extraordinarios en los últimos años, tras ver cómo el fuerte desarrollo de su fútbol base se traducía en éxitos en categoría absoluta. Su campaña de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2018 tuvo como punto culminante una victoria sobre la India; sin duda, uno de los resultados más grandiosos de las eliminatorias mundialistas si tenemos en cuenta las poblaciones respectivas de ambos países.

byolexl30yk9duse114k.jpg

Las grandes ambiciones del hermano pequeño

Al igual que Guam, las Islas Marianas del Norte es un territorio no incorporado de los Estados Unidos situado en Micronesia. Pese a su situación administrativa, el archipiélago ostenta una población con grupos étnicos muy diversos, encabezados por los filipinos y los aborígenes chamorros.

[Guam] es como nuestro hermano mayor, y nos ha ayudado y guiado en nuestro caminar”, confirma a FIFA.com Ruselle Zapanta, director ejecutivo de la NMIFA. “Guam también ha sido [tradicionalmente] nuestro mayor rival; enemigo en el campo y el mejor amigo fuera del campo. Cualquier victoria contra Guam en una competición siempre ha generado una sensación estupenda, ya que refleja avances por nuestra parte dado su historial más extenso”.

“Con el apoyo de los amigos vecinos de las federaciones de fútbol de Guam, Japón o la República de Corea, más el respaldo de la EAFF [Federación de Fútbol de Asia Oriental] y de la AFC, la NMIFA ha podido progresar, y sigue aprendiendo y desarrollando sus bases para hacer crecer el fútbol dentro de su comunidad”, añade Zapanta.

Si bien el béisbol viene siendo tradicionalmente el deporte más popular, esa hegemonía se está viendo cuestionada en la actualidad.

“El fútbol no le va tan a la zaga [al béisbol] en cuanto a número de jugadores”, resalta Zapanta. “Nuestras competiciones que duran un año entero para todas las edades nos brindan una fórmula magnífica para superar a otros deportes y hacer que poco a poco se piense más en el fútbol en los hogares”.

“Entendemos que harán falta varias generaciones para convertir al fútbol en la principal actividad de ocio de las islas, pero estamos oyendo a padres contar cómo sus hijos empiezan a interesarse por el fútbol en lugar del béisbol. Con nuestra nueva instalación de entrenamiento, el fútbol tiene un hogar en las Islas Marianas del Norte, y estamos deseando utilizar este deporte como fuente de progreso para beneficiar a nuestra comunidad isleña”, añade.

Igualdad de oportunidades

Como miembro asociado de la AFC, las selecciones de Islas Marianas del Norte ya pudieron disputar previamente varias competiciones organizadas por la confederación continental y por la EAFF.

A pesar de sus propias limitaciones geográficas, de su cantera de jugadores relativamente modesta y de los contratiempos recientes por culpa de la COVID-19, Islas Marianas del Norte alberga sólidas ambiciones.

Por ahora nos concentramos en el fútbol base y los jugadores jóvenes”, explica Zapanta. “Hará falta tiempo y paciencia para tener una selección absoluta competitiva, pues nuestro programa es a varias generaciones vista. Pero atrás quedaron los días en que la federación tenía serios apuros para formar un equipo, reclutando y suplicando a jóvenes beisbolistas, o a chavales de otros deportes, para que compusiesen los combinados nacionales juveniles”.

“De lo que estamos más orgullosos es de cómo hacemos hincapié en dar las mismas oportunidades a nuestros programas masculino y femenino. Es igual de importante que desarrollemos a nuestras jugadoras a todos los niveles y que compartan las mismas oportunidades que podemos ofrecer a través del fútbol”, subraya.

“Sabemos que el fútbol tiene el poder de afectar positivamente a la vida de muchas personas. Queremos llegar a los demás y aportarles bienestar y una gran calidad de vida a través del fútbol”, concluye Zapanta.