En memoria de Atta

  • Atta Elayyan fue portero de la selección de fútbol sala de Nueva Zelanda

  • Fue trágicamente asesinado en los tiroteos de las mezquitas de Christchurch

  • Miembros de la comunidad del futsal neozelandés le rindieron un emotivo homenaje en Lituania 2021

"Esta Copa Mundial de Futsal era un grandísimo sueño de Atta", afirma a FIFA.com su mejor amigo y también portero, Elias Billeh. "[Estos días] estaríamos despiertos por la noche, hasta no sé qué hora, hablando de cómo sería estar ahí".

Atta Elayyan nunca tuvo la oportunidad de acudir a una Copa Mundial de Futsal de la FIFA™. Él fue una de las 51 personas que fueron trágicamente asesinadas en los tiroteos de las mezquitas de Christchurch en marzo de 2019; seis meses antes de que empezase la Copa de Naciones de Fútbol Sala de la OFC, clasificatoria para Lituania 2021.

Atta, sin embargo, estuvo bajo palos allí; al menos en espíritu. Matt Fejos, innovador técnico de fútbol sala, Brayden Lissington, ex compañero de selección de Atta en los Futsal Whites, el portero Fraser Hunter y Mitch Thomasen viajaron a Lituania y pusieron una camiseta de Atta con el número 1 en la boca de gol, en un conmovedor homenaje para un hombre que significó muchísimo para muchas personas.

"Lloré mucho cuando Elias me lo enseñó, pero significó un montón para mí", señala a FIFA.com la viuda de Atta, Farah. "Me dio ese consuelo tranquilizador de que no somos solo yo y su familia los que nunca olvidarán a Atta. Sigue teniendo a mucha gente que lo quiere y lo recuerda".

"La verdad, no me esperaba un homenaje así. La Copa Mundial de Futsal consiste en los partidos. Y no se trata de una competición en Nueva Zelanda, sino de un campeonato mundial. Ver que esas personas estaban rindiendo homenaje a Atta fue precioso. Fue doloroso verlo al mismo tiempo, pero fue realmente bonito", explica Farah.

"El fútbol sala significaba mucho para Atta. Siempre estaba hablando del campeonato de este año. Era un hombre muy ocupado, siempre con muchas cosas que hacer, pero siempre se entregó en cuerpo y alma al futsal. Me encantaba ver lo entregado que estaba. Siempre estaba intentando mejorar, viendo vídeos y tratando de mejorar en algo”, continúa.

"Solía llevar a nuestra bebé a ver a Atta. Ella no se acuerda, pero sé que su presencia significaba mucho para él. En el futuro podré enseñarle las fotos [del homenaje]", apunta.

El fútbol sala, realmente, significaba mucho para Atta. Profesionalmente, no lo necesitaba. Como empresario y desarrollador de aplicaciones móviles tenía mucho éxito, y jugaba al fútbol sala porque le encantaba. A través de él, forjó sueños e hizo amigos.

"Llegamos a conocernos a través del fútbol sala”, explica Elias. "Empezamos jugando uno contra el otro, y luego, en 2013, él fue convocado con los Futsal Whites. Creamos una relación muy estrecha que se convirtió en una hermandad. Yo lo consideraba mi hermano. Y creo que él también me consideraba su hermano".

"La Copa Mundial de Futsal era su objetivo número uno. Siempre hablábamos de eso. Él estaba haciendo todo lo posible por estar allí. Es bonito ver que, a través del homenaje, estuvo", observa su gran amigo. "En Nueva Zelanda tenemos una comunidad de futsal pequeña, pero tremendamente sólida. Para la gente, ir a una Copa Mundial de Futsal debería ser lo más importante. Pero que ellos quisiesen ir para continuar el legado de Atta, es sencillamente impresionante".

"Atta nunca fue la típica persona que quería estar en el candelero. Era una persona tan positiva y entusiasta que siempre estaba ahí para los demás. Tenía un corazón grandísimo para todo el mundo. Creo que Atta estaría mirándolo con su estilo tranquilo, súper feliz, pensando: 'Estos tíos están locos por hacer esto por mí’", continúa.

"Lo que Matt, Brayden y los chicos hicieron por él fue alucinante. El legado de Atta continúa", concluye Elias.

"Estoy segura de que estaría feliz y orgulloso de sí mismo", añade Farah. "Y estaría agradecido y orgulloso de sus compañeros por demostrar que, pase lo que pase, permanece para siempre con ellos".

DEP, Atta Mohammed Elayyan.