El prometedor Hau quiere sorprender al mundo 

7 ago. 2020
  • Doan Van Hau volvió a casa tras un año cedido al Heerenveen

  • El defensa forma parte de la joven generación dorada de Vietnam

  • Busca por primera vez la ronda decisiva clasificatorio para el Mundial

Elegido tres veces mejor jugador joven del año en Vietnam, ganador del Campeonato del Sureste de Asia 2018, medallista de plata en el Campeonato de Asia Sub-23 de 2018, partícipe de la histórica participación de su país en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2017 y cuartofinalista en la Copa Asiática 2019. Ese es el importante currículum que luce el defensa vietnamita de 21 años Doan Van Hau, considerado como una de las figuras más prometedoras de Asia.

El talentoso joven regresó a casa el domingo 2 de agosto, tras concluir su cesión de un año al SC Heerenveen. Igual que la marcha de Hau al prestigioso conjunto de la Eredivisie holandesa suscitó muchísima atención el pasado septiembre, su regreso también provocó no pocos titulares en su patria y parte del extranjero.

Hau, sin embargo, se mostraba visiblemente relajado cuando FIFA.com habló con él sobre su temporada en Países Bajos. “Mi vida y mi trabajo en el Heerenveen estuvieron bien”, afirma Hau, que actualmente está en cuarentena debido al COVID-19. “Fue un sueño hecho realidad recalar en un equipo europeo como el Heerenveen. Entrenar y jugar junto a esos buenos jugadores me ha ayudado a mejorar”.

Un pomelo como primer balón

Hau, nacido en Hung Ha (en la provincia de Thai Binh), empezó a jugar al fútbol cuando tenía 8 años. Como su familia no podía permitirse comprarle un balón de verdad, se las ingenió para jugar inicialmente con uno improvisado: un pomelo (cítrico abundante en el sureste de Asia). Fue durante esa época cuando el pequeño Hau decidió que mejoraría la vida de su familia haciéndose futbolista.

“Me encanta el fútbol, y convertirme en un futbolista profesional era mi sueño de la niñez”, resalta. “Dado que mi familia era muy pobre, quería cambiar nuestro destino ejerciendo una carrera futbolística”.

Dicha ambición, unida a una verdadera pasión por el deporte rey, proporcionaron a Hau una motivación constante para proseguir su evolución. En 2010 se incorporó al equipo infantil del Hanoi FC, y acabó subiendo al primer equipo en 2017.

En los dos años siguientes, Hau siguió prosperando en el ámbito nacional, tras ganar 2 títulos ligueros y 1 Supercopa de Vietnam con el Hanoi FC. A escala internacional, Hau formó parte de la selección que se clasificó para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA República de Corea 2017. Ese logro histórico se amplificó cuando Vietnam se convirtió en la primera nación del sureste de Asia que obtenía un punto en una competición juvenil masculina de la FIFA.

El hecho de disputar esa cita mundialista (el primer certamen de la FIFA al que acudía Vietnam) no hizo sino estimular aún más la sed de gloria de Hau. “Estaba muy ilusionado por jugar una competición tan importante. Nuestro rendimiento fue bajo y no pudimos obtener ninguna victoria, pero ahí fue donde empezamos a soñar más en grande: con clasificarnos para el Mundial [absoluto]”, subraya.

Historia a la vista en el camino a Catar 2022

Hau fue convocado con la absoluta en 2017, tras ser nombrado como seleccionador el surcoreano Park Hangseo. El joven zaguero progresó rápidamente, convirtiéndose en un habitual de la selección vietnamita. Sobre todo, ha desempeñado un papel fundamental en la retaguardia en lo que llevamos de la segunda ronda de la fase de clasificación asiática para Catar 2022, donde Vietnam permanece invicto.

Con 3 victorias y 2 empates, el Dragón Dorado se ha erigido en el sorprendente líder de un grupo donde también figuran tres rivales de la región (Tailandia, Malasia e Indonesia), así como la potente Emiratos Árabes Unidos. A falta de tres encuentros, los vietnamitas están bien colocados para acceder por primera vez a la decisiva tercera ronda clasificatoria.

“Por supuesto, estamos al frente de este grupo y tenemos una cierta ventaja”, admite Hau. “Sin embargo, no puede darse nada por sentado, y en el fútbol puede pasar cualquier cosa”.

Al aventajar en dos puntos al segundo clasificado, Malasia, Vietnam podría afianzarse en el liderato cuando la competición se reanude en octubre si logra una victoria contra sus vecinos y rivales malasios. A continuación recibirá a la colista Indonesia, antes de visitar a Emiratos Árabes Unidos en el último partido.

“Estos tres partidos son importantes para nosotros. Tenemos que hacer todo lo posible para sumar el máximo de puntos y obtener el pase a la siguiente ronda. Creo que podemos conseguirlo”, asevera Hau.

“No sólo yo, sino todos los jugadores quieren clasificarse para el Mundial. Haré todo lo que pueda para ayudar a mi selección, y creo que podemos dar más sorpresas. Haz lo que puedas y cree en ti mismo. Nada es imposible”.