‘Bunny’ Shaw, artífice del resurgir jamaicano

  • A sus 24 años, la atacante del Manchester City ya es la máxima goleadora de la historia de su país

  • Su concurso fue fundamental para que Jamaica se convirtiese en la primera selección caribeña en clasificarse para una Copa Mundial Femenina de la FIFA

  • FIFA.com habla con ella sobre el brillante futuro de las Reggae Girlz

En 2019, Jamaica demostró que el significado de participar en un certamen mundialista va mucho más allá de ganar o perder unos cuantos partidos. Puede que las Reggae Girlz perdiesen los tres encuentros que disputaron en la fase de grupos, y que sumasen solo un gol a favor por 12 en contra, pero tomar parte en aquella cita supuso un punto de inflexión para el primer país caribeño que alcanzó una fase final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA.

Una de las protagonistas de ese proceso de transformación del fútbol femenino jamaicano es Khadija Bunny Shaw, quien, aunque no cumplirá los 25 años hasta el próximo 31 de enero, ya se ha convertido en la máxima goleadora de la historia del balompié de su país.

“La mayoría de nosotras estábamos en la universidad”, responde Shaw, desde las instalaciones de entrenamiento del Manchester City, a las preguntas de FIFA.com sobre la participación de la selección jamaicana en Francia 2019. “No sabíamos en qué nos estábamos metiendo. Teníamos el sueño de clasificarnos para un Mundial algún día, pero no éramos conscientes de lo mucho que eso podría cambiar las vidas de tanta gente en Jamaica”, añade.

Shaw revela que la conclusión más relevante que el combinado jamaicano extrajo de la cita francesa fue el convencimiento por parte de todas las personas que lo integran de que resulta fundamental fomentar la complicidad y la unidad del grupo. En el pasado, el equipo había tenido pocas oportunidades de juntarse, algo que solo ocurría con motivo de certámenes o partidos clasificatorios. Sin embargo, ya hay signos de mejora en ese aspecto, como demuestra el hecho de que la selección jamaicana haya celebrado recientemente una concentración en Miami.

Tras el Mundial nos sentamos a hablar con la Federación y dimos nuestro punto de vista acerca de lo que habíamos sacado en limpio de la experiencia”, explica Shaw. “No cabe duda de que las cosas están mejorando, pero ya sé que hace falta tiempo, y el equipo es consciente de ello también. Se trata de tener paciencia y de ir constatando los progresos que hacemos. Al final es una cuestión de comunicación y confianza”, continúa.

Jamaica tenía la plantilla más joven de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019. “Somos todas futbolistas jóvenes. Sin duda, a medida que vayamos adquiriendo experiencia y potenciando la química del equipo a base de concentraciones, mejoraremos”, asegura.

En Jamaica no falta el talento joven. Un ejemplo es Jody Brown, que tenía solo 17 años cuando participó en Francia 2019 y que recientemente desempeñó un papel decisivo en la conquista del campeonato universitario estadounidense por parte de equipo de Florida State.

El camino de Jamaica hacia la próxima Copa Mundial Femenina de la FIFA se iniciará en febrero y abril de 2022, cuando las Reggae Girlz se enfrenten a Bermudas, Granada, Islas Caimán y República Dominicana en la competición preliminar del Campeonato Femenino de la Concacaf. En julio de 2022, los seis campeones de grupo de la competición preliminar disputarán junto con Canadá y Estados Unidos el Campeonato Femenino de la Concacaf, donde los dos primeros clasificados de cada sección obtendrán el billete mundialista, mientras que los terceros de grupo jugarán una repesca en la que participarán también equipos de las demás confederaciones.

“No vamos a subestimar a ningún rival, porque el balón es redondo para todo el mundo”, asegura Shaw. “Sobre el campo somos todas iguales”, añade.

Ponerse a prueba con las mejores

Tras triunfar en el fútbol universitario estadounidense con el equipo de la Universidad de Tennessee, donde Shaw pasó del mediocampo a jugar de delantera, el buen hacer de nuestra protagonista con la elástica de las Reggae Girlz le permitió irse al fútbol francés en 2019. Después de destacar en el Burdeos por su capacidad goleadora, la atacante jamaicana dio el salto a Inglaterra y fichó en junio de 2021 por el Manchester City, equipo de la máxima categoría del fútbol femenino inglés.

“Vengo de un club más pequeño, así que, lógicamente, todo es nuevo y todavía me estoy adaptando: el cuerpo técnico, el sistema de juego, el club, las compañeras… Para mí, esa es una de las cosas más importantes: tener paciencia conmigo misma, confiar en mi instinto y en mis capacidades y seguir centrándome en todo eso”, revela.

“En lo que al equipo se refiere, se trata de un grupo de jugadoras increíble que me obligan a mejorar todos los días, así que está claro que los entrenamientos suponen para mí una forma de ponerme a prueba”, añade.

Evidentemente, poder jugar en una de las ligas más potentes y con mayor visibilidad del mundo constituye un privilegio y una gran oportunidad para Shaw, que actúa como fuente de inspiración y espejo en el que mirarse para las jóvenes futbolistas de Jamaica y del Caribe en general.

“En su día yo también estuve en su piel, así que sé lo que supone querer seguir el ejemplo de alguien como, por ejemplo, Raheem Sterling. Significa mucho para mí y me ayuda. A veces, cuando siento que me cuesta sacar fuerzas de flaqueza para hacer ese esfuerzo adicional, pienso en todas esas otras jugadoras de mi país. Algunas mañanas, eso me ayuda a levantarme de la cama y a esforzarme al máximo”, revela.

“El hecho de militar en el Manchester City ya lo dice todo para mí. Estoy disfrutando la experiencia y voy a seguir mejorando”, concluye. Todo indica que las Reggae Girlz también continuarán con su prometedora progresión.