Bulgaria regresa a los terrenos de juego

17 sept. 2021
  • Bulgaria vuelve al clasificatorio de un gran torneo siete años después

  • El sábado se medirá a Alemania en su estreno en esta edición

  • "Llevamos mucho tiempo esperando este partido"

"Precisamente contra Alemania…" Seguramente, esto es lo primero que piensan algunos seleccionadores y seleccionadoras cuando les toca enfrentarse en una fase de clasificación del Mundial femenino al combinado alemán, que nunca ha faltado a su cita con la prueba reina.

No obstante, Silviya Radoyska considera que es una gran suerte medirse al conjunto de Martina Voss-Tecklenburg en la primera jornada del clasificatorio para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Australia & Nueva Zelanda 2023™.

"No hemos disputado ningún encuentro de clasificación en los últimos siete años. Es un partido muy importante. Llevamos mucho tiempo esperándolo, porque no hemos jugado ningún partido oficial desde entonces", explica la seleccionadora de Bulgaria en su charla con FIFA.com.

"Será un honor, y un gran reto al mismo tiempo, enfrentarnos a la tercera mejor selección del mundo. Pero también nos alegra poder jugar contra uno de los mejores equipos del planeta".

Silviya Radoyska - Head coach Bulgaria Women's National Team

Siete años es mucho tiempo, y no solo en el fútbol femenino. La última vez que Bulgaria compitió a nivel internacional fue en el clasificatorio para Canadá 2015. Su amargo bagaje fue de nueve derrotas, un empate y 62 tantos en contra. Solamente Macedonia del Norte registró un peor balance goleador.

Desde entonces, el combinado búlgaro apenas ha disputado entre uno y dos amistosos al año. Demasiado pocos, en opinión de Radoyska, que fue la capitana de su selección durante 15 años. Por eso es tan importante para el desarrollo del fútbol femenino que el combinado absoluto regrese a una fase preliminar.

"Ya llevo un tiempo dirigiendo a la absoluta. Anteriormente, entrené trece años a la selección sub-19, primero como ayudante y, después, ocho años como seleccionadora. Quería dar un paso adelante en mi carrera en los banquillos. Ahora puedo aprender más de selecciones y seleccionadores que son mejores", señala Radoyska, de 35 años.

"Medirnos a estos equipos será muy positivo para las jugadoras y para mí. De esta manera, podrán aprender cómo mejorar sus prestaciones. Sobre todo, cuando juguemos contra Alemania y Portugal. Tendremos la oportunidad de aprender de sus métodos de entrenamiento y de sus sistemas, analizar sus partidos. Yo, como seleccionadora, puedo aprender mucho a través del fútbol femenino, un deporte que está creciendo a gran velocidad en todo el mundo. No creo que tengamos peor equipo que Serbia, Israel y Turquía. Intentaremos conseguir buenos resultados contra ellas y ser una selección competitiva".

Bulgarian Women's National Team

De hecho, cosechar buenos resultados se antoja fundamental para el futuro del fútbol femenino en Bulgaria, porque contribuyen a llamar la atención sobre esta disciplina y a hacerlo más interesante no solo para las niñas.

"Me encanta que la FIFA y la UEFA apoyen el fútbol femenino. En Bulgaria, lo más importante es que los equipos masculinos se den cuenta de que también necesitan un equipo femenino, y que intenten respaldarlo. En Italia vi que los mejores clubes masculinos también tienen equipos femeninos, y lo organizan todo para ellos. Y no solo a nivel de clubes, sino también de selecciones", cuenta Radoyska, que participó en el Programa de Formación de Entrenadoras de la FIFA.

"Para nosotras es esencial incrementar la cantidad de chicas que juegan al fútbol. Tienen que entender que no es un deporte exclusivo de chicos. Y mi deseo es que cada vez tengamos más y mejores entrenadores en el fútbol femenino. De este modo, conseguiremos mejores resultados con las selecciones sub-17 y sub-19 y, ojalá dentro de tres o cuatro años, lo hagamos también con la absoluta".

Bulgarian Women's National Team

Imágenes cortesía de la Federación Búlgara de Fútbol