Broos y Zdravko, un derbi emocionante en el sur de África

2 sept 2021
  • El grupo G está conformado por Sudáfrica, Zimbabue, Ghana y Etiopía

  • Se espera un derbi emocionante entre Zimbabue y Sudáfrica en Harare

  • Los técnicos de Sudáfrica y Zimbabue hablan del choque y las eliminatorias

La selección sudafricana ha participado en tres Copas Mundiales de la FIFA: Francia 1998, Corea/Japón 2002 y la edición de la que fue anfitriona en 2010. Después de estos torneos se perdió las dos últimas pruebas, las de 2014 y 2018, algo que llevaba mucho tiempo sin suceder.

Tras las recientes decepciones, incluida la no clasificación para la próxima Copa Africana de Naciones a raíz de la derrota contra Sudán, el país decidió apostar por el técnico belga Hugo Broos, artífice de la histórica victoria de Camerún, con muchos suplentes, en la Copa Africana de Naciones 2017, y reputado por su capacidad para confeccionar equipos competitivos.

"Hubo una renovación generacional, con muchos cambios en el plantel, por eso no se alcanzó la Copa Africana, y en los clasificatorios de Rusia 2018 se terminó en el último lugar de la liguilla. El motivo es que se ha ido una generación y otra está empezando", dice Broos a FIFA.com refiriéndose al problema del fútbol sudafricano.

"Hemos optado por jugadores jóvenes, que están al comienzo de su carrera futbolística. No mirarán al pasado, sino al futuro. A un futbolista joven le gusta mostrar sus capacidades y ambiciona ganar títulos. Viví algo similar con Camerún, al construir un plantel nuevo en el que nadie creía, pero ganamos la Copa Africana. Por eso quiero imbuirle ambición a este equipo", añade, apuntando a las soluciones para mejorar la selección sudafricana.

La batalla de Harare

La selección sudafricana iniciará mañana su campaña en la competición preliminar mundialista, cuando se mida a Zimbabue en Harare.

"Nos enfrentaremos a rivales que están todos clasificados para la Copa Africana de 2021. Esto confirma que son equipos potentes. Ghana es conocida por su presencia constante en la Copa Africana, además de sus participaciones recientes en el Mundial. En cuanto a las selecciones de Zimbabue y Etiopía, las estudié y parece que tienen buen potencial. Zimbabue es un país vecino y sin duda tendrá ganas de derrotarnos. Etiopía puede ser el tapado del grupo, sus bazas son su fortaleza en casa y su público", señala Broos para analizar el grupo de Sudáfrica.

"Un derbi siempre es difícil, para los dos equipos. Vamos a jugar fuera, aunque afortunadamente para nosotros no habrá aficionados en las gradas. Hay una gran diferencia entre jugar en Harare con público o sin público. Eso no significa que vayamos a subestimar al rival. Vi los partidos de Zimbabue en las eliminatorias de la Copa Africana, contra Argelia, por ejemplo. Tiene un equipo fuerte y será un partido difícil, pero nos centraremos en nuestras capacidades", agrega el belga sobre la dificultad de jugar contra su vecino Zimbabue.

Como cualquier seleccionador, ​​Broos aspira a conducir a sus pupilos al Mundial. "Si no tuviésemos la ambición de ir al Mundial, no seríamos deportistas. Queremos el pase, aunque nos haya tocado un grupo difícil, con adversarios que están en su plenitud, mientras que nosotros estamos construyendo un nuevo equipo. Pero daremos la batalla y haremos lo imposible para lograr la clasificación", comenta. A lo que añade: "Ahora bien, hay que tener en cuenta que en África la clasificación para el Mundial no es fácil. Primero hay que ganar la liguilla y luego jugar una eliminatoria. Eso significa que cinco campeones de grupo no irán a la fase final del Mundial, lo que refleja la dificultad de estos clasificatorios”, recalca Broos, quien sueña con estar en Catar 2022.

Zdravko Logarusic coach of Zimbabwe

Zdravko, entre el realismo y la ambición

Zimbabue nunca ha estado más cerca de ir al Mundial que en la competición preliminar de EE UU 1994, cuando perdió su último partido ante Camerún y desaprovechó la oportunidad de llegar a la gran cita del deporte rey por primera vez en su historia.

La selección zimbabuense disputará la fase previa de Catar 2022 con la misma determinación de lograr la tan deseada histórica clasificación.

"Fue hace mucho tiempo, pero nunca se olvidará. Lo que ocurrió hace muchos años no afectará al presente, porque el fútbol ha cambiado. Ahora tenemos nuevos formatos de eliminatorias. Respetaremos a todos los rivales, pero haremos lo imposible para alcanzar la fase final", explica el seleccionador, Zdravko Logarusić, a FIFA.com, mencionando aquella oportunidad pedida.

Un grupo equilibrado

Zimbabue está en un grupo equilibrado, con Sudáfrica, Ghana y Etiopía. “Es una liguilla equilibrada. No hay un favorito claro. Por historia, Ghana y Sudáfrica son las candidatas a priori, pero dentro de la cancha todo cambia y cada equipo es capaz de vencer al otro. Creo que las posibilidades de Zimbabue son iguales a las del resto, porque el nivel de los equipos es muy parejo. En noventa minutos, todo es posible", apunta Zdravko.

"Si miramos su historial en la competición, el rival es el favorito, pero la realidad del campo es otra cuestión. Todo es posible. Cualquiera puede llevarse el partido. Vamos a pelear para ganar", afirma respecto al primer compromiso de Zimbabue, en casa contra Sudáfrica. 

Entre la dificultad de la preparación y el sueño de la clasificación

Al igual que las demás selecciones del planeta, la de Zimbabue ha sufrido las consecuencias de la pandemia de COVID-19, que afectó especialmente a sus preparativos.

"Por el coronavirus y las restricciones para viajar, durante el año pasado tuvimos problemas con los preparativos y el seguimiento de los jugadores que están en el extranjero. Tuvimos la oportunidad de disputar la fase previa de la Copa Africana y jugamos dos veces contra Argelia, para nosotros fue una especie de preparación para los clasificatorios del Mundial", asegura Zdravko.

Pero el técnico croata tiene fe en esta gran generación de Zimbabue. “Es cierto que contamos con una buena generación de jugadores, aunque hemos sufrido varias lesiones. Khama Billiat fue baja durante mucho tiempo, no volvió a los terrenos de juego hasta el final de la temporada. Lo mismo le pasó al capitán, Knowledge Musona, que estuvo parado varias semanas, así que a nuestro tándem de ataque le falta ritmo de competición. Pero tenemos otros jugadores buenos en esta generación, como Tino Kadewere, que lo está haciendo bien en Francia, y Marvelous Nakamba, que ha demostrado su valía en el Aston Villa. Esperamos que nos ayuden a elevar el nivel de Zimbabue en los grandes torneos”, avanza.

Y​​ Zdravko Logarusić, como es lógico, también sueña con clasificar a Zimbabue para el Mundial.

"Participar en el Mundial es algo maravilloso para cualquier entrenador. Pondré mi experiencia y mis conocimientos futbolísticos a disposición de este país para lograr algo maravilloso. ¿Por qué no vamos a poder ir al Mundial? Quien no sueña, termina perdiendo. Aspiro a hacer realidad el sueño del pueblo zimbabuense. Por eso debemos soñar juntos y trabajar unidos para conseguir esa proeza: participar en el Mundial”, concluye.