Bell: "Lloyd y Ellis se coronarán en la gala"

Cualquier otro año, Colin Bell y Celia Sasic podrían pasar la velada del FIFA Ballon d’Or caminano por la alfombra roja y posando para los fotógrafos. No en vano, ambos fueron figuras decisivas en el equipo del 1. FFC Fráncfort que ganó, a lo grande, la Liga de Campeones Femenina de la UEFA 2015: Bell como entrenador y Sasic como goleadora de récord.

Pero éste no es un año cualquiera. La gala se celebrará tras una deslumbrante Copa Mundial Femenina de la FIFA, y por eso, el extécnico del Fráncfort deberá conformarse con seguirla por televisión. Y aunque Sasic estará en Zúrich, tras haber ofrecido otra actuación prolífica y brillante durante la campaña de Alemania en Canadá 2015, Bell cree que su antigua jugadora regresará a casa con las manos vacías.

“Sería una forma fantástica de coronar una carrera maravillosa, y me encantaría que ganara”, ha explicado a FIFA.com sobre la candidatura de Sasic al premio de Jugadora Mundial de la FIFA. “Pero conozco bien a Celia y, como es una persona muy sensata y realista, creo que ella también sabe que le costará mucho superar a una futbolista que ha ganado el Mundial y ha marcado tres goles en la final. No creo haya nadie que no vea a Carli Lloyd llevándose el galardón”.

“Sin embargo, Celia puede sentirse bien orgullosa de figurar en el grupo de las tres aspirantes definitivas y con todo merecimiento, porque hizo una temporada soberbia con nosotros y luego marcó un montón de goles en el Mundial. Pero es ese tipo de persona que no duda en reconocer los logros de otra gente, y sé que será la primera que felicitará a Carli Lloyd si todo sale como me imagino”.

Han pasado sólo ocho meses desde que Bell y Sasic hicieron historia juntos, el primero como primer entrenador inglés que gana una Liga de Campeones y la segunda al establecer un récord de la competición con su cosecha de 14 goles. Sus carreras se había cruzado varios años atrás, exactamente desde que Bell pulió el talento de la goleadora en el Bad Neuenahr antes de llevársela consigo al Fráncfort poco después de acceder al cargo de entrenador del equipo.

Caminos diversos No obstante, el técnico y la jugadora han seguido trayectorias distintas desde el triunfo europeo en mayo. Bell, oriundo de Leicester, dejó el Fráncfort por un nuevo reto en el Avaldsnes noruego, y Sasic ha abandonado definitivamente el fútbol. Aunque ambas decisiones sorprendieron a propios y extraños, la que adoptó la delantera al retirarse a los 27 años, justo cuando alcanzaba nuevas cotas con su club y con la selección nacional, dejó absolutamente perplejo al mundo del fútbol.

“A todos nos entristeció la decisión, pero la respetamos”, recuerda Bell. “El fútbol nunca ha sido lo único en la vida de Celia, y ella consideró que había llegado la hora de ampliar sus horizontes. Siempre ha sido una persona muy segura de lo quiere y, cuando se propone algo, se entrega en cuerpo y alma para conseguirlo”.

“Siempre supe que podía confiar en que lo diera todo sobre el terreno de juego, incluso cuando no estaba jugando bien. Por supuesto, tiene ese don maravilloso de marcar goles a placer, que es la esencia del fútbol. En los cuatro años que trabajamos juntos mejoró su juego, y yo admiraba su concentración. A veces discutíamos, pero también éramos buenos el uno para el otro. A Celia le encantaba el reto que le había impuesto, que no era otro que ganar trofeos”.

Valor al fútbol de clubes Se trata de la misma motivación que propulsó a Bell hasta los mayores logros de su carrera de entrenador, una gesta que le reportó un puesto en la lista inicial de 10 nominados al premio de Entrenador Mundial de la FIFA en Fútbol Femenino. Aunque no le molesta no formar parte de los tres aspirantes definitivos, el técnico, de 54 años, confía en que los entrenadores de clubes se conviertan en una presencia habitual en el podio en los años venideros.

“Me alegré mucho de que me nominaran y creo que los tres candidatos se merecen estar ahí por el magnífico Mundial que han ofrecido”, explica. “Pero, por supuesto, me habría gustado ver a un entrenador de clubes entre ellos. El año pasado me encantó que Ralf Kellermann consiguiera el premio, porque había tenido la mala suerte de no ganarlo en 2013, cuando conquistó los tres trofeos por los que competía. Creo que el fútbol femenino de clubes deber competir por la atención y el reconocimiento todas las ediciones de los premios, incluso en los años en los que se disputa alguna máxima competición. Los galardones y las nominaciones pueden ayudar a conseguirlo”.

“La gente que gana títulos debería tenerlas todas consigo para triunfar en la gala, y por eso creo que Jill Ellis se llevará merecidamente el premio este año. Mark Sampson hizo un gran Mundial con Inglaterra y Norio Sasaki ha disfrutado de una trayectoria maravillosa con la selección de Japón, a la que ha llevado a nuevas cotas. Pero en el fútbol se trata de levantar trofeos, y Jill, después de haber conquistado el más importante de todos y a lo grande, sería una magnífica ganadora con todo merecimiento”, concluye.