Bebe: "¡No puedo hablar, no puedo ni pensar!"

  • Portugal gana a Kazajstán en los penales de una semifinal electrizante

  • El arquero Bebé se convirtió en la estrella del choque

  • Habla de sus emociones y de la final contra Argentina

Kazajstán puso cerco de forma incesante a la meta de Portugal en la noche del jueves. Sin embargo, hubo un guardián que la custodió como si fuera Fort Knox. Bebé hizo un total de once atajadas, la mayoría en la segunda parte, entre las que destacó una excepcional ante Douglas a falta de dos minutos para la conclusión de esa mitad. A continuación, detuvo el primer lanzamiento de Kazajstán en la tanda penales, también a cargo de Douglas, encarrilando así la victoria por 4-3 de Portugal y el consiguiente pase de su país a la final de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Lituania 2021™. “No puedo ni hablar”, dijo Bebé a FIFA.com al término de la contienda. “No consigo pensar. En estos momentos estoy emocionadísimo”. “Tengo 38 años. Llevo toda mi carrera esforzándome por un momento como este. Por primera vez estoy en una final del Mundial, Portugal está por primera vez en una final del Mundial, es histórico. Es una sensación increíble”.

Otra cosa que no faltó en Kaunas fue que los compañeros de Bebé en la selección portuguesa lo agarraban, abrazaban y aclamaban mientras charlaba con nosotros. Aun así, el guardameta rechazó atribuirse el mérito. “Me limité a hacer mi trabajo”, afirma. “Ha sido un esfuerzo conjunto. Todo el mundo ha estado increíble esta noche. Tuvimos que vencer a un grandísimo equipo. La gente se está dando cuenta de lo buena que es Kazajstán ahora. Nos hemos defendido bien, hemos atacado bien y yo respondí cuando se me necesitó”. Portugal se medirá este domingo a Argentina, con el trofeo en juego. “Es una selección increíble”, reconoce Bebé. “Son los campeones del mundo. Tienen jugadores increíbles y trabajan muy bien como equipo. Acaban de eliminar a Brasil, que tiene muchos jugadores increíbles. Somos conscientes de que vamos a enfrentarnos a un equipo de primerísima categoría”. “Pero creemos en nosotros, siempre. Sabemos que tenemos un gran equipo. Ponemos muchísimo empeño, se ha visto en la pista [hoy]. Se vio contra España. Vamos a estar totalmente preparados para llevarnos a Portugal el título de campeones del mundo”. Ese título mundial completaría la colección de uno de los mejores jugadores de futsal de todos los tiempos: Ricardinho, elegido mejor jugador del planeta seis veces —un récord—, que lo ha ganado todo en los torneos de clubes y que catapultó a Portugal a la conquista de la gloria en la Eurocopa de Futsal de la UEFA. 

“Sería una bonita manera de bajar el telón, ganar el único trofeo que me falta”, ha declarado Ricardinho a FIFA.com. “Supondría el colofón perfecto a mi carrera internacional”.

“Me encantaría que lo ganara”, señala Bebé. “Me encantaría aunque fuese un aficionado neutral, porque Ricardinho ha hecho cosas extraordinarias por el futsal. Se lo merece muchísimo”. “Es un gran privilegio ser compañero suyo y me encantaría verlo con el trofeo”. Y si Ricardinho logra poner ese broche de oro a su trayectoria, a buen seguro se lo deberá a la actuación de su viejo amigo y compañero Bebé en una semifinal vibrante.