Akonnor quiere devolver a las Estrellas Negras al Mundial

  • Ghana comparte liguilla con Etiopía, Zimbabue y Sudáfrica

  • Las Estrellas Negras reciben primero a los etíopes y luego a los Bafana Bafana

  • El técnico Charles Akonnor habla de los dos choques y del sueño mundialista de Ghana

El nombramiento de entrenadores jóvenes se ha convertido en una especie de tendencia en el mundo del fútbol, gracias al éxito de figuras como Zinedine Zidane, Antonio Conte y Pep Guardiola en Europa. África no es una excepción: Aliou Cissé está causando sensación al frente de Senegal, mientras que Djamel Belmadi condujo a Argelia a la conquista de la Copa Africana de Naciones. También están ofreciendo un magnífico desempeño Patrice Beaumelle al frente de Costa de Marfil y Charles Akonnor con Ghana.

Y esta tendencia puede atribuirse a la mentalidad extrovertida que acompaña a su juventud y a su capacidad para dirigir a grandes estrellas. Como explica Akonnor en una entrevista con FIFA.com, él está disfrutando con esta tarea:

"Es una responsabilidad enorme, incluso para mí, en un país donde nos apasiona el fútbol. Es gratificante que a mí y a muchos otros entrenadores jóvenes se nos hayan confiado unas funciones tan importantes. Hasta ahora, muchos han estado a la altura de las expectativas, y algunos tenemos muchas esperanzas de destacar. En mi caso, hay una gran oportunidad de llevar a Ghana al Mundial y de ganar también la Copa Africana. Estoy esforzándome mucho para que podamos conseguirlo".

Un gran reto

Ghana competirá en el Grupo G de la competición preliminar mundialista, junto a Etiopía, Zimbabue y Sudáfrica. “Es una liguilla difícil”, sentencia Akonnor. “Zimbabue y Etiopía estarán en la próxima Copa Africana de Naciones. No lo habrían logrado si no fuesen muy buenos, así que es un grupo complicado. Ya me crucé con Sudáfrica siendo segundo entrenador. Empatamos fuera y les ganamos 2-0 en casa. Ahora el rival lo verá como una oportunidad de desquitarse, pero nosotros también queremos la clasificación y vamos a darlo todo para ganar”, advierte.

"En África ya no hay equipos pequeños", añade. "Todos los países sueñan con estar en el Mundial, y Zimbabue o Etiopía no van a dejar nada al azar. Por eso tenemos que esforzarnos mucho. Creo en el equipo que tenemos y sé que vamos a conseguirlo contra estos adversarios".

Las Estrellas Negras comienzan su campaña clasificatoria en casa, contra Etiopía. De cara al partido, el técnico de 47 años señala: "Tenemos que empezar bien la competición preliminar, así que hay que ganar este partido. Por suerte para nosotros, arrancamos en casa, pero los aficionados van a esperar que les demos una gran victoria. No vamos a dejar ningún cabo suelto. Tenemos bastante confianza en nuestras capacidades como equipo, aunque también es importante estar atentos al rival".

"Sabemos que es un equipo muy rápido en la transición, que le gusta desplegar un juego vistoso, basado en la posesión del balón, y que es un bloque cohesionado, al competir la mayoría de sus hombres en la liga nacional. Estaremos preparados. Tenemos que aprovechar nuestros logros y consolidarlos. Vamos a salir a por los tres puntos, apuntando a un buen resultado".

La prueba de fuego

Después de Etiopía, Ghana viaja a Sudáfrica para disputar un partido que los Bafana Bafana, dirigidos por Hugo Broos, verán como una oportunidad de ajustar cuentas. Al preguntársele por este esperado encuentro, Akonnor afirma: "Es un equipo herido porque no logró el pase a la Copa Africana de Naciones. Ha traído a un entrenador experimentado, Hugo Broos, que sabe mucho de fútbol africano. La última vez que se enfrentó a Ghana, con Camerún en la Copa Africana de Naciones de 2017, nos ganó 2-0. Eso indica que nos espera un hueso duro de roer".

"Su primera convocatoria es una verdadera declaración de intenciones, demuestra que quiere dar una oportunidad a un plantel más ambicioso y con más hambre. Seguimos de cerca a todos nuestros rivales, aunque vamos partido a partido. Ahora se trata de Etiopía. Es el primer obstáculo que tenemos que superar. Dentro de tres días vendrá Sudáfrica. Estaremos preparados para enfrentarnos a ellos y plantarles cara".

Sin perder de vista la recompensa

Después de haber participado en Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, Ghana no pudo estar en Rusia 2018, lo que supuso un gran revés para la nación, como confirma Akonnor: "En el fútbol mundial, las Estrellas Negras son las abanderadas de África. En un torneo que reúne a las mejores naciones futbolísticas del mundo, Ghana tiene que estar".

"Me siento honrado y privilegiado por formar parte de los éxitos que ha habido hasta ahora. Después de tres participaciones consecutivas, quedarnos fuera de Rusia fue un golpe devastador y una gran decepción. A lo mejor no nos esforzamos lo suficiente, eso demuestra que nadie tiene derecho a clasificarse, menos el país organizador. Hemos aprendido la lección, y esta es otra gran oportunidad de reivindicar nuestro puesto y dar la cara una vez más. Y eso es exactamente lo que vamos a hacer".

Y en esta fase de transición que atraviesa Ghana, tras la marcha de una generación que cosechó grandes éxitos entre 2006 y 2014, ¿qué opina Akonnor de la nueva hornada? "Todas las generaciones acaban pasando. Esa es la realidad. En el fútbol ninguna generación puede ser eterna".

"Las fases de transición a veces parecen caminos interminables, pero la clave de todos estos periodos es gestionarlos como es debido. Se necesita un relevo fluido después de inyectar savia nueva para engrasar el sistema. Se trata de gestionar el paso de lo antiguo a lo nuevo sin que afecte al discurrir del equipo. Creo que el equipo lo ha hecho bastante bien hasta ahora, y llegamos a la final de la Copa Africana de Naciones de 2015 sin la mayoría de nuestras grandes figuras, como Michael Essien, Richard Kingson, John Mensah, Stephen Appiah y Sulley Muntari".

En cuanto al sueño de conducir a Ghana a Catar 2022, Akonnor dice: “Es lo que esperan todos los hinchas ghaneses, y mi deseo es aportar experiencia técnica para hacer realidad este sueño. No puedo pretender soñar con otra cosa. Es así. El Mundial es el torneo más grande y en los clasificatorios de África Ghana siempre está ahí, o cerca. Soy muy consciente de la enorme responsabilidad que tengo de estar a la altura de las expectativas. Es más que un sueño, y haré todo lo que esté en mi mano para conseguir que vayamos a Catar".