Guinea siembra las semillas de futuras "Campeonas"

  • Una delegación de la FIFA visita Guinea en el marco del proyecto “Campeonas”

  • El objetivo: permitir que chicas jóvenes reciban, gracias al fútbol, una educación de calidad en un entorno seguro

  • Hablamos con Yeo Moriba, madre de los hermanos Pogba y embajadora del fútbol femenino guineano

Desde marzo de 2021, la FIFA, la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y la ONG 'Plan International France' forman equipo para luchar contra las actitudes y las prácticas discriminatorias hacia las mujeres y niñas, y para guiarlas y apoyarlas en su emancipación. Se trata del programa "Campeonas".

Dicho proyecto se puso en práctica en Benín, en Togo y en Guinea, y allí se ha desplazado una delegación de la FIFA del 23 al 29 de mayo de 2022. La misión consiste en contribuir, gracias a la práctica del fútbol, a fomentar el liderazgo de las chicas jóvenes y a la igualdad de género en un entorno protector: la escuela.

"Fue el colegio el que me dio la posibilidad de jugar al fútbol”, cuenta a FIFA.com Yeo Moriba, madre de los hermanos Pogba, embajadora del fútbol femenino guineano… y ex jugadora internacional. "Empecé a jugar al fútbol desde muy pequeña, en la calle, con mis colegas del barrio, pero enseguida me topé con un gran obstáculo: este deporte estaba acaparado por los chicos. No existían equipos femeninos en mi época, y fue la escuela la que me permitió incorporarme a uno, cuando tenía 13 o 14 años”.

En realidad, las cosas no han cambiado tanto actualmente. En Guinea, como en muchos países de África occidental, la escuela sigue siendo –a falta de algo mejor– un ámbito privilegiado para numerosas jóvenes a las que les apasiona el fútbol. De hecho, "Campeonas" ofrece a 5.390 chicas de entre 12 y 24 años la posibilidad de practicar el fútbol con unas infraestructuras modernizadas y equipadas de forma adecuada para permitir una convivencia armoniosa sea cual sea el sexo.

"Es un bonito proyecto", continúa Yeo Moriba, "máxime teniendo en cuenta que, desde un punto de vista deportivo, a Guinea no le falta talento ni ambición. Y es necesario crear las condiciones para triunfar. Por desgracia, en mi país faltan infraestructuras, material y personal para dirigir y hacer progresar el fútbol femenino".

No es descartable que las jóvenes participantes en el programa “Campeonas” se conviertan algún día en verdaderas estrellas del balompié. Ahora bien, el objetivo primordial sigue siendo que la práctica del fútbol permita emanciparse a las jóvenes y consolidar la igualdad de género; dado que las sesiones de entrenamiento son mixtas. Recordemos que, en Guinea, un 54% de las chicas se casan antes de los 17 años, y que un 29% no están escolarizadas.

Yeo Moriba, por su parte, sólo ha sido madre de chicos. Y mientras que sus gemelos, Mathias y Florentin, han tenido una carrera decente como futbolistas, su tercer hijo, Paul, ha alcanzado la gloria con la selección de Francia en laCopa Mundial de la FIFA Rusia 2018. Su mamá nos recuerda lo importante que es el papel de los padres en la trayectoria vital de los niños, sea cual sea su género: "Ese papel es esencial. Hay que guiarlos, aconsejarlos, protegerlos, animarlos, motivarlos, ayudarlos… Tengan éxito o no, nunca hay que dejar de estar detrás de tus hijos. Hay que darlo todo".

Por otra parte, es cierto que el programa "Campeonas" tiene como principal destinatario a las chicas jóvenes. Pero los padres, las familias y la comunidad en general también forman parte del proyecto. Y una vez más, el objetivo es sensibilizarlos a todos sobre las desigualdades basadas en el género y sobre la importancia de la educación para las jóvenes. "Todavía hay demasiadas chicas jóvenes que se siguen vetando a sí mismas el acceso a los campos de fútbol", constata Yeo Moriba, antes de concluir: "Quiero animarlas a sortear las barreras. No hay que desanimarse, es necesario que tengan fe. El fútbol es un vehículo de realización personal".