El Presidente de la FIFA destaca el papel clave que espera a Asia en el futuro

9 dic. 2020

El Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, intervino hoy en el 30º Congreso de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) a través de una conexión de vídeo.

La respuesta del fútbol a la COVID-19, el calendario internacional de partidos y las futuras competiciones fueron algunos de los temas que se trataron, e Infantino agradeció a la ejecutiva y a los miembros de la AFC el apoyo prestado durante este año difícil.

“Hemos hecho gala de fuerza, unidad y solidaridad, y esa era la única manera de hacer frente a la COVID”, señaló.

“En la FIFA hemos sido capaces de constituir un fondo de ayuda para la COVID por un valor global de 1.500 millones de dólares. Es algo sin precedentes, que supera con mucho lo que haya hecho cualquier otra organización deportiva”.

“Yo y todos los demás miembros del Consejo de la FIFA tuvimos inmediatamente claro que, dado que podíamos ayudar y asistir, al ser la situación financiera de la FIFA sumamente sólida, debíamos hacerlo. Eso es lo que hemos hecho con el fondo de ayuda para la COVID, dirigido no solo al fútbol profesional, sino también al fútbol femenino, al fútbol base, para mantener vivo el fútbol en todo el mundo, porque esa es nuestra misión y nuestro cometido”.

De cara al futuro, el Presidente de la FIFA hizo hincapié en el papel central que Asia está llamada a desempeñar durante los próximos años en la organización de las mayores y más importantes competiciones futbolísticas.

“Solo en 2021, tendremos dos Copas Mundiales de Clubes en Asia: en febrero el Mundial de Clubes de 2020, que se jugará en Catar; y en diciembre el Mundial de Clubes de 2021, en Japón”, explicó.

“En junio, deberíamos haber jugado en China con 24 equipos el nuevo Mundial de Clubes, una gran competición que impulsará el fútbol de clubes en todo el planeta. Pero nos vimos obligados a posponerlo porque, como es lógico, cuando hablamos de solidaridad hay que ser consecuentes, y era importante dar margen a Europa y Sudamérica para que puedan jugar el Campeonato Europeo y la Copa América, que se han aplazado”.

“En la FIFA lo teníamos claro: había que cambiar la fecha de nuestro torneo y dejar sitio para las competiciones de selecciones nacionales de dos continentes importantes. Pero vamos a retomarlo, habrá una nueva Copa Mundial de Clubes de la FIFA con una mayor participación de Asia y de todos los demás continentes que será el mejor torneo de clubes del mundo”.

“También tenemos en 2021 el Mundial Sub-20 en Indonesia. Lamentablemente tuvimos que aplazar el torneo femenino sub-17, que debería haberse celebrado este año y que ahora se jugará en 2022. Y obviamente en 2022 tenemos el grande, el Mundial de Catar, que será el mejor Mundial de la historia”.

“Estuve en Doha hace un par de semanas y las obras avanzan a un ritmo increíble. Todo va a estar listo, todo va a ser vanguardista, y en 2022 podremos celebrar todos juntos una fiesta del fútbol como el mundo no ha visto nunca”.

Infantino se refirió asimismo al papel que espera a Asia como coorganizadora de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023™, en Australia y Nueva Zelanda, y subrayó que se han puesto las bases para que el continente ocupe un lugar central.

“Desde 2016 —porque para estar preparados para el futuro había que empezar en el pasado— la FIFA ha invertido más de 320 millones de dólares en el desarrollo del fútbol asiático”, afirmó. “Es el quíntuple de lo que se estaba invirtiendo antes de 2016”.

“Tenemos que invertir, tenemos que desarrollarnos, y este dinero se ha destinado a cientos de proyectos que ustedes han desarrollado en Asia consistentes en campos de fútbol, estadios, competiciones masculinas y femeninas, en todas partes, en todos los países asiáticos. Estoy muy orgulloso de ello, y ustedes también deben sentirse orgullosos”.