El Día de los Derechos Humanos marca el final de la campaña #SafeHome

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH). La DUDH es un documento histórico que proclama los derechos inalienables que corresponden a toda persona como ser humano; independientemente de su raza, color, religión, sexo, idioma, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Está disponible en más de 500 lenguas y es el documento que más se ha traducido en todo el mundo.

Este año, el tema del Día de los Derechos Humanos está relacionado con la "Igualdad" y el artículo 1 de la DUDH: "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos".

Los principios de igualdad y de no discriminación son la esencia de los derechos humanos. Este enfoque incluye abordar y encontrar soluciones para formas arraigadas de discriminación que afectan a las personas de las comunidades más vulnerables; incluidas las mujeres y niñas, los pueblos indígenas, los afrodescendientes, las personas LGTBI, los migrantes y las personas con discapacidad, entre otras.

A finales del mes pasado, la FIFA y la Organización Mundial de la Salud (OMS) se unieron por segundo año seguido para concienciar sobre la violencia doméstica y apoyar a las personas en situación de riesgo. La campaña empezó el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y concluye el Día de los Derechos Humanos, el viernes 10 de diciembre.

La violencia contra las mujeres sigue estando dolorosamente generalizada y empieza a unas edades preocupantemente tempranas, según los datos de la OMS. A lo largo de su vida, una de cada tres mujeres de 15 años o más, alrededor de 736 millones, son víctimas de violencia física o sexual a manos de una pareja, o de violencia sexual infligida por otra persona; una cifra que prácticamente no ha variado durante la última década.

Esta violencia empieza muy temprano: una de cada cuatro jóvenes de entre 15 y 24 años que ha tenido alguna relación íntima ya habrá sufrido ese flagelo a manos de una pareja al llegar a los 25. Los datos indican que es muy probable que la exposición a la violencia de las mujeres haya aumentado durante la pandemia de la COVID-19, debido a los confinamientos y las interrupciones en los servicios de ayuda vitales.

La campaña #SafeHome está apoyada por 23 futbolistas de ayer y de hoy, muchos de los cuales ya han expresado previamente su condena de la violencia contra las mujeres y los niños. Dos de ellos aparecen en los vídeos publicados hoy, y son Noemi Pascotto, jugadora del Spezia Calcio Femminile, y Álvaro Arbeloa, ex defensa de Real Madrid, Liverpool, Deportivo de La Coruña y la selección de España.

La plantilla del Spezia Calcio asistió a clases especiales contra la violencia a través del proyecto “El balón para las mujeres contra toda violencia”, en el que también colaboran centros y asociaciones anti-violencia. “El primer paso para combatir un problema es conocerlo bien, y también empezar a desterrar algunos estereotipos”, explicó Pascotto.

La campaña #SafeHome, que incluye cinco vídeos y respalda el mensaje de la OMS para poner fin a la violencia contra las mujeres y los niños, se publicó en siete idiomas, sensibilizando sobre los riesgos y resaltando qué medidas han de tomarse para prevenir y reducir esos riesgos a través de consejos y apoyo a las víctimas. Asimismo, presenta contenidos que abordan los riesgos relacionados con los agresores y que instan a un esfuerzo adicional por parte de los Gobiernos para apoyar a las personas que se encuentran en una situación vulnerable.

La implicación de Arbeloa con la lucha contra la violencia de género se fraguó a través de un acuerdo entre la Fundación Real Madrid, la Fundación Mutua Madrileña y la Cruz Roja para apoyar a hijos de víctimas de violencia de género.

El programa Compañer@s permitió a cincuenta niños y niñas de entre 6 y 17 años, cuyas madres eran víctimas de la violencia de género, contar con una beca para participar en las escuelas sociodeportivas de la Fundación Real Madrid. Dichas escuelas se caracterizan por su carácter educativo, inclusivo e integrador, combinando la enseñanza y aprendizaje del deporte de equipo con la educación en los valores positivos del deporte, que contribuyen a la formación integral de los menores: respeto, motivación, autoestima, compañerismo, hábitos saludables, autonomía e igualdad.

"La violencia nunca es la respuesta; sobre todo en el hogar, que debería ser un entorno seguro para todos, y en particular para las mujeres y niños", declaró el Presidente de la FIFA, Gianni Infantino. "Es una obligación estatutaria de la FIFA respetar todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente. La FIFA seguirá haciendo oír la voz del fútbol para amplificar este mensaje hasta que este tipo de actos dejen de formar parte de nuestra sociedad".

"La pandemia de la COVID-19 ha agravado muchas desigualdades y problemas de salud, incluida la violencia contra las mujeres", afirmó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. "Todos debemos unirnos para poner fin a todas las formas de violencia y discriminación. La OMS se complace en formar equipo con la FIFA y las estrellas del fútbol de todo el mundo para ayudar a prevenir la violencia contra las mujeres y los niños, apoyar a las víctimas, y hacer que nuestras sociedades sean más seguras y sanas para todos".

Los 23 jugadores de ayer y hoy, la FIFA y la OMS han publicado los vídeos de #SafeHome en sus canales de redes sociales. Asimismo, se han proporcionado kits multimedia a las 211 federaciones miembro de la FIFA para que se hagan aún más eco de los mensajes en sus territorios.

La primera edición de la campaña #SafeHome fue lanzada conjuntamente en mayo de 2020 por la FIFA, la Comisión Europea y la Organización Mundial de la Salud.

Óliver Torres - Mensaje 1 Álvaro Arbeloa - Mensaje 4